Ballet

 

 

 

Trajes infantiles y juveniles de Fantasía.

Proponenos tu idea y nosotros elaboramos el diseño

También puedes escoger alguno de  nuestros diseños

modelos-ballet-Fantasia




Datos curiosos


El tutú es parte de la indumentaria llevada por las bailarinas de danza clásica. Cuando este vestido apareció en los años 1820 no se definía como tutú; este nombre le fue dado a partir de 1881.

En 1832 Marie Taglioni inmortalizó este tipo de vestidura: un corpiño ceñido y una falda ligera y vaporosa confeccionada a base de varias capas que, si es larga (casi hasta el tobillo), se llamará tutú romántico, y cuando es corta se denominará tutú a la italiana. El traje de La sílfide pasará a convertirse en el uniforme, por excelencia, de las bailarinas. Más tarde, el tutú romántico, blanco y largo, caracterizará a las bailarinas de Giselle, La bayadera, etc.

El tutú tardo-romántico, o a la italiana, consiste en una faldita corta y rígida, en forma de disco vaporoso apoyado en las caderas de la bailarina y dejando al descubierto toda la pierna; suele ser blanco, aunque también se presenta en un variado colorido llamativo y brillante.

El leotardo, mas conocido en nuestro país como malla es una indumentaria diseñada y popularizada en el siglo XIX por el famoso acróbata francés Jules Léotard, de quien tomó su nombre, para sustituir al traje de cuerpo entero muy ajustado sin mangas que cubría las piernas y la mayor parte del torso para mostrar la musculatura.

Pronto fue adoptado por gimnastas y trapecistas ya que permitía libertad de movimientos en los actos acrobáticos. Además y con ciertas modificaciones fue adoptado por los balletistas como prenda de abrigo.

Como traducción directa de la palabra en inglés leotard, denomina a toda prenda ceñida que se utiliza para cubrir el torso, con énfasis en el pecho, pubis y nalgas. Bien puede ser con mangas o sin mangas, pero siempre ha de extenderse hasta las coyunturas de los muslos. En este sentido es de idéntico corte que el swimsuit o traje de baño (bañador en España) de una pieza.

Es predominantemente utilizado como prenda principal de la vestimenta para el ballet, generalmente acompanada con mallas de nylon (leotardos en España). Así, el leotardo cumple con una triple función de abrigar el torso, mostrar el contorno de la musculatura corporal y sostener por presión en la cintura a las mallas. Éstas (leotardos en España) a su vez abrigan las piernas y muestran el contorno de la musculatura en las piernas.

El leotardo en el ballet es generalmente fabricado con algodón, nylon, spandex o una combinación de estos materiales. Viene en diferentes colores, los cuales suelen ser establecidos por los maestros de ballet para distinguir los niveles de enseñanza. Pero el color básico del leotardo es el negro.

Durante los años 1970 y 1980 el leotardo fue extensamente utilizado como vestimenta para los ejercicios aeróbicos, siendo eventualmente desplazado en los 90 por pantalones lycrados de corte similar a los utilizados en los uniformes de ciclismo y en los 2000 reemplazado completamente por los pantalones sudaderas y los jeggings, que son una prenda ceñida para cubrir las piernas hecha a base de spandex y denim que tienen la apariencia de los jeans.

También es utilizado como prenda deportiva para mujeres ciclistas y atletas en competiciones.

Actualmente gracias a las redes sociales esta prenda esta volviendo a tener auge como en los años 1970 y 80.